BIENVENIDOS AL BLOG DE:

miércoles, 2 de julio de 2008

DAME TU CORAZON, YO TE DOY MI RIÑON . . .


Amigas/os: Riñón, córneas, hígado, corazón, pulmones, páncreas, válvulas cardiacas, vasos sanguíneos, intestino, medula osea, son algunos de los órganos y tejidos que podemos donar, y de esa manera DAR VIDA.
Lo primero es entender la diferencia entre donación en vida y donación tras el fallecimiento, en el primer caso puede donarse un órgano o parte de él, cuya extracción sea compatible con la vida y cuya función pueda ser compensada por el organismo del donante de forma adecuada y suficientemente segura, y en el segundo la donación se realiza en el donante cadáver, la muerte puede sobrevenir por una lesión directa y brusca en el cerebro (muerte cerebral) o por una parada cardio-respiratoria. (P.C.R.). , y en ambos casos, muy posiblemente salvar la vida del receptor.

Los avances en medicina han permitido que ahora el trasplante sea un tratamiento con éxito. Hasta no hace mucho se lo consideraba como algo experimental, pero hoy es una buena opción médica. El mayor problema en este momento es obtener el suficiente número de órganos para trasplantar a los enfermos que lo necesitan. Cualquier persona puede hacerse donante de órganos rellenando la tarjeta de donante, dejando así constancia de su decisión.
Lo más importante es que la familia conozca el deseo de ser donante, ya que siempre los profesionales sanitarios hablarán con los familiares más próximos. Las familias cumplen la voluntad de la persona fallecida, si la conocen. Este conocimiento les facilita mucho la toma de decisiones a la hora de donar, y de alguna manera les reconforta, en un momento de tanto dolor, saber que la muerte de su familiar no fue inútil, ya que proporcionará vida a otras personas.

La donación de órganos es, considerada hoy, por la iglesia católica, como un acto de caridad hacia una persona en peligro de muerte. Para los protestantes, el progreso médico es considerado como una benéfica intervención del Señor, en un mundo más bien ocupado en su propia destrucción. Tanto el judaísmo como el Islam ignoran la muerte cerebral, de hecho, la extracción, particularmente la del corazón, están por ahora en estadio de reflexión. Nada en el Corán impide el transplante : "Ningún musulmán puede ni debe dictar la conducta religiosa de otro". No obstante, un problema queda planteado, el anonimato, que presenta el riesgo de recibir un órgano impuro que venga de un ser impuro. Para los testigos de Jehová, si la Biblia prohibe terminantemente las transfusiones sanguíneas, no dice nada de forma precisa sobre los injertos. No hay, entonces, ninguna oposición a la donación de órganos, cada creyente tendrá que tomar su decisión en acuerdo con su conciencia. Desde la óptica Budista, la donación de órganos es un acto de compasión particularmente meritorio. No obstante el consentimiento del difunto es deseable para evitar disturbios "post-mortem" con su alma. Y por ultimo, mis amigas/os para terminar con la optica religiosa, para el brahmanismo (India) el transplante es una herejía, lo cual favorece la práctica de extracción sobre las personas vivas, y en el caso de los cuáqueros están rotundamente en contra de toda extracción de órganos.

También existe la opción de la donación total del cuerpo. Las Facultades de Medicina necesitan cuerpos para estudiar la anatomía humana o el desarrollo de determinadas enfermedades. Esta investigación es, a veces, importante para salvar vidas. Si desea donar su cuerpo debe ponerse en contacto con el Departamento de Anatomía Humana de alguna Facultad de Medicina. El trasplante es una indicación terapéutica resolutiva y eficaz en los estadios terminales e irreversibles de riñón, corazón, hígado, pulmón y páncreas. Los pacientes en estadios terminales de la función renal y los de la función endocrina pancreática (diabéticos) tienen una alternativa terapéutica al trasplante: la diálisis y la administración exógena de insulina, respectivamente. Los pacientes en estadios terminales de su función cardíaca, hepática o pulmonar tienen como única opción terapéutica el trasplante del órgano lesionado.

A todos mis amigos/as, y aquellos que aun no siendolo visiten esta blog, es importante que nos concienticemos que si los profesionales médicos ponen sus maravillosas manos, y muchos de nosotros prestamos nuestro inerte cuerpo para la extracción de órganos, muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Muchas vidas se salvaran.

Por lo menos, así lo veo yo.

CarlosHugoBecerra.

26 comentarios:

geminisdespechada dijo...

super interesante post!! yo ya en vida he donado o estoy en el registro de casi todo lo que se puede donar... el cuerpo a la ciencia? por qué no? gracias!

Fran dijo...

Todo el mundo debería tomar conciencia, no es sólo donar, seguro que si es para recibir todos estamos dispuesto a seguir viviendo, Saludos Fran

BIRA dijo...

Un post tan serio y profundo como los que te caracterizan, amigo Carlos. Muy interesante el ángulo desde el que nos ilustras de la postura de las diferentes religiones acerca de la donación. Me era desconocido (será que soy un tanto infiel).

Soy donante de sangre y me he planteado mucho lo de médula. No lo he hecho todavía por vagancia y dejadez, pero lo haré. Cuando me muera (que espero sea dentro de muchíiiiiiiiiiiisimos años) quiero que donen todos mis órganos, salvo los ojos, porque me da muy mal rollo. No es que vaya a necesitarlos "más allá", pero me da mal fario, me da cosa. El resto, que cojan lo que les sirva... si les sirve algo.

Los avances de la medicina son espectaculares y yo a veces me quedo de piedra con algunas noticias acerca de estas cosas.

Un día me gustaría que hablases (ya que siempre lo haces genial) de lo que piensas sobre las células madre y todo lo que las rodea (polémicamente hablando, quiero decir). Me pongo de los cohetes cuando alguien de alguna confesión tiene algo que decir en contra de estas investigaciones, de estos avances que salvan vidas, e incluso, que pueden mejorar las de tantas y tantas personas que, sin estar en peligro de muerte, podrían vivir más dignamente gracias a estas cuestiones.

Besazos para Isabel y para ti, Carlos.

geminisdespechada dijo...

yo soy donante también de óvulos (además de sangre y médula) qué opinais de eso?

fire dijo...

importantisimo post de concienciacion social..
soy donante de todos mis organos desde hace decadas...
tambien fui donante de sangre hasta que la anemia se cebo conmigo...
te felicito amigo..
un beso..

Denis Fernández dijo...

Carlos, cómo va todo?
Excelente nota. No sabía que en las religiones se analizaba también este aspecto de la existencia humana. Muy bien tratado desde ese punto de vista, desde la mirada que tiene cada una sobre la donación.

Te cuento, yo soy redactor responsable de un revista interna en una empresa, donde contamos aspectos, historias, hobbies personales de los empleados. Hace poco me tocó un tema que creí no poder hacerlo por la fragilidad del mismo.

Mi jefa me dijo, a pocos días de mandar a imprimir la revista, agarrá este caso: se trataba de un chico de 20 años al que su tío biológico le había donado un riñón. Si el chico no lo hubiese recibido, podía haber perdido la vida. Mientras su padre y su tío me contaban la historia por la habían tenido que pasar me sentí vacío por no haber realizado jamás un acto de heroismo así.

Es una anécdota que me abrió la mente para pensar en lo que nosotros tenemos y los demás no, y no estamos hablando de dinero, estamos hablando de riqueza, y no económica, sino espiritual.

La frase con la que comencé mi nota fue: "Donar un órgano no sólo salva una vida, sino que engrandece el alma del que lo hace". Abrirse, literalmente hablando, para ofrecerle al de al lado parte de nuestra propia subsistencia, supera a cualquier otro acto.

Pero hay algo malo en todo esto: la venta de órganos se ha convertido en un negocio multimillonario. La salas de espera para recibir un corazón, unj riñón, médula, etc., están desbordadas...y todo porque...no porque no haya donantes, sino porque primero tiene que recibirlo el que pone los 50 palitos verdes.
Como bien trataste en tu post anterior, el hombre fue evolucionando para hacer estas cosas: convertir un hecho natural (con la genia mano de la medicina) que hace bien a los demás, en un negocio rentable para unos bárbaros.

Un placer leerte...se me fue la mano con la extensión.

Saludos desde Argentina!

Laura dijo...

Un post muy, pero que muy interesante. Sinceramente, yo le tengo mucho respeto a estos temas y casi me da "yuyu" mencionarlos. El día que ya no esté podrán hacer conmigo lo que quieran, pero tenerlo por escrito no me agrada. Llámame supersticiosa si quieres, probablemente tengas razón. Un Abrazo.

Thiago dijo...

Cari, muy buen post y muy solidario... ¡cuánta razón tienes! Lástima de tantos prejuicios religiosos.. He leido que los judios necesitan que su cuerpo sea enterrado entero....y si falta un dedo lo buscan como locos hasta que aparece todo. Ya ves tu, para lo que les va a servir. Es estupido que los cuerpos se pudran en las tumbas y se conviertan en ceniza en los quemaderos...

Eso si, yo a la universidad no lo donaría, la verdad. Mejor que lo hagan de resina. Que luego los estudiantes te ponen pitillos en la boca, y ¡el fumar puede matar! jajajajaja

Bezos.

weblara dijo...

Cuando mi hija estuvo enferma me hice donante, por que no sabíamos cual iba a ser el final, afortunadamente no hizo falta, pero ahí estoy como donante y cuando me muera que me saquen todo lo que pueda valer.
Me congratula saber que puedo salvar, aunque sea una vida.

yeray dijo...

Jejej qué razon, donar es dar vida, yo de momento dono sangre cada mes, pero lo tengo dicho si algún dia me pasa algo, que mi muerte tenga algún sentido y sirva para algo!!!

Y si le pasara algo a algún familiar pués firmaria para donar los organos.

Yo creo que hacen falta más campañas de sensibilización, porque la gente cree que dejan morir a gente en hospitales por los organos o que hay listas y mafias raptan a la gente que hay en las listas de organos!

Un saludo

dispersa dijo...

LLegué a tu espacio por Denis,el post re interesante.
Trabajé con dadores y estudié sobre donaciones de órganos(está como materia)soy técnica en hemoterapia.Hasta el 2000 q me recibí,ni pensaba en esto o mejor dicho me asustaba el tema,el estudio(siempre abre la cabeza)me hizo pensar en esto y al renovar el DNI firmé como donante( es un requisito en el documento decidir por si o por no).Sangre no puedo porq sufro de presión baja.Falta concientizar,educar,informar ,dar programas desde la escuela q despejen dudas,temores,falsas creencias,para q el niño lleve el tema a la casa.

te felicito x tu aporte

Ginebra dijo...

CARLOS creo que es necesario concienciarse con este tema.Una vez muertos no necesitamos nuestros órganos.
Me ha gustado mucho tu reflexión sobre la religión y el tema que tratas. Muy clarividente.
Yo no practico ninguna religión, con lo cuál todo queda en mi humilde conciencia. Cada acto que hago lo juzga este juez severo. La conciencia.
He donado mis órganos y espero que sirvan para alguien.
Besos

BIRA dijo...

Carlos, te lo he dejado en mi blog, pero te lo digo aquí también, por si acaso. No me ha parecido mal ninguna parte de tu comentario. Dices lo que opinas y eso me parece más que respetable. Pero es que, además, lo que dices es cierto. Entonces, cómo me va a parecer mal?? Sabes (o deberías a estas alturas) que en mi blog puedes contar lo que quieras. Además, eres el rey del saber estar así que no me vengas con sustos como este, que sabes que se te quiere, mucho!

Besotes!!

Wycherly dijo...

Si salvan algo en buen estado de mi persona adelante!!!

Gracias por las historias me encantan!!!

saludos hasta melilla

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola amigo que tal?. Totalmente de acuerdo contigo. Buen post!. Por cierto con tu permiso me llevo la imgen de " soy puta, soy moro, soy marica.. etc" me ha gustado. Si te molesta que me la lleve me lo dices, ok? Un abrazoo grandeeeeeeeeeeeeeee y fuerteeeeeeee!!

Rocío dijo...

La falta de información es la que hace- la mayoría de las veces- no plantearse ni siquiera este tema.
¿Para qué queremos quedarnos con lo "nuestro" cuando ya no somos nosotros? En mi caso, que sirva para otras vidas o para la investigación, como decidan quienes (en el caso de una muerte dentro de los requisitos necesarios) me tengan en sus manos.

Quien calla, otorga. Según esto deberían quedarse con los órganos de aquellas personas que durante su vida no se han pronunciado. Han tenido tiempo para decidir si quieren o no regalar vida después de su muerte. Así lo hacen ya en algún país.

Carlos, si no la has visto aún, ve "Todo sobre mi madre".

Besos.

Vivian dijo...

Ahhh...¡Qué post!
Realmente estoy en estado calamitoso, mañana cuando me reponga del viaje vendré a comentar porque aunque este tema sea serio, tengo algunas posibles donaciones, entre ellas...¡Mi neurona!
Besosss agotadisimos.

Vivian dijo...

Mi ya querido Carlos (Ya entraste a esta categoría solemne impaga) Ojo, desde un plano sincero amistoso, no quiero que Isabel me arranque los pelos, jajaja.
Primeramente, ando con tiempo… ¡Todo un peligro! Pero si se te hace largo, imprime el comentario. ¡Viste que a veces no encontramos qué leer en el baño!
Este post requiere seriedad, pero resulta que no sé porqué razón creo que ando feliz. Tampoco sé si feliz, pero no estoy triste. ¿Qué es lo que está entre la felicidad y la tristeza? Bue, eso es lo de menos.
Me acabo de levantar, miré por la ventana del baño y tu argentina está envuelta en una niebla que no deja ver un elefante a tres pasos, así que vine a visitarte. (No sé porqué creo que estoy al principio, en cero) En sí, pasé antes por la HM, porque los bichos raros son medios celosos y no estoy pa’ pachangas. jaja.
Como te contaba no sé que le ha pasado a mi estado anímico que anda muy bien (cosa que me asusta) por ello trataré de no sumergirme demasiado en el fondo del contenido que es fuerte. Soy donante, y alta defensora de tal acto. La sola idea de que alguien pueda seguir viviendo gracias a mis inservibles órganos (digo esto porque se supone que estoy muerta, viva no quiero que me saquen los ojos) me reconforta. No es el hecho de decir..”Ah, alguien está vivo gracias a mí”. Noo, es que siento que no somos nada cuando el alma se va; así que para qué pudrirnos en el cementerio.
Sabes que amo las tumbas, los esqueletos y que mis fotos están llenas de imágenes de este tipo. Bue, eso me ha ayudado a asimilar en qué terminamos… ¡Nada!
En fin, esa es la parte seria de mi asunto y creo que me extenué. Ahora iré al análisis profundo de mi ser. Si yo encuentro unas siliconas en uno de mis paseos al cementerio… ¿Serán adaptables? ¿Te imaginas la frustración de los gusanos cuando vean esas lolas 125 de talle y justo al llegar a la raíz descubran que son el producto bondadoso de una cirugía que les arruina el banquete?
En el fondo no sé qué puedo donar. Ah, podrías hacer la segunda parte donde podamos pensar qué donaríamos en lo espiritual. Ahí si tengo muchas cosas; mi habilidad por la cocina, mi capacidad de orden jajaja, mi gusto por el ballet clásico, mi amor por las suegras, mi habilidad con las matemáticas…en fin. Creo que estoy hablando cascarita e’ piña.
Ah, cambiando de tema. He leído todos tus comentarios, pero es que voy como las tortugas. Realmente necesito ocho manos para hacer todo, aunque si me pongo a contestar en el blog no puedo venir acá, así que con el paso de los días te responderé algunas cosillas pendientes.
Ahora me iré, pero siempre vuelvo al lugar del hecho…¡Como el asesino!
Besos miles a Isabel, y para ti.

Moisés Márquez dijo...

Yo tengo varios problemas. Los ojos ... bueno, para todos los que pasamos tantas horas delante de un ordenador ... poco iba a quedar después de muertos, no?

El cerebro ... para estudiarlo ... bueno ... yo creo que el psiquiatra que lo intente vivo se tiene que tomar un cargamento de prozac a los dos días.

El resto ... bueno ahora que estoy reformándome hasta el hígado puede valer :)

Un abrazo

Por cierto, te he puesto enlazado (ya era hora) en mi otro blog que tiene más visibilidad.

Mc Victa dijo...

Hola, Carlos!

Yo siempre me he planteado el ser donante pero se ha entremezclado mi idea de la crionización (no es broma) Puede que algún día escriba sobre ello.

Afortunadamente, la ciencia evoluciona y cada vez más las operaciones que hace 50 años eran muy peligrosas ahora son el pan de cada día, como se suele decir. Y gracias a todos vosotros, donantes de cualquier tipo, cientos de personas siguen pisando este maravilloso mundo (aunque existan guerras, corrupción y violencia)

Un saludo!!

hawwah dijo...

menuda clase magistral, Carlos!

yo tb apuesto por las donaciones...

muchas vidas se salvarán...me encantó tu eco:)

besos

Wycherly dijo...

Hay algo para ti en mi blog!!1

Saludos hasta Melilla!!

SAUVIGNONA dijo...

QUE IMPORTANTE!!!!!ES DONAR LOS ORGANOS Y SER CONCIENTES DE ES UNA FORMA INDIRECTA DE DAR VIDA...DE REVIVIR ..RENACER EN OTRO CUERPO PENSARLO ES CASI MAGICO....
GRACIAS POR DIFUNDIRLO...Y GRACIAS POR SER TNA ESPECTACULAR CON SOLO PALABRAS....COMO LAS QUE ESCRIBES EN LOS COMENTARIOS...QUE DULCE QUE ERES...ME IMAGINO QUE TU ERES COMO YO....DE ESOS QUE HABLAN HASTA POR LOS CODOS....COMO LOROS PARLANCHINES....CONTANDO HISTROAS LLENDOSE POR LAS RAMAS ...SIEMPRE TENIENDO DE QUE HABLAR.....
Y SABES...ME IAMGINO UN VIAJE DE 50 HORAS EN AUTO....TU Y YO HABALNDO MIL COSAS SIN ESPACIO PARA EL SILENCIO..JAJAJJAJAJ
TREMENDO!
BESINES Y GRACIAS POR SER TAN ALEGRE Y AMABLE! :)
(ME ENCANTO LA POESIA):)

alexandra dijo...

Hola Carlos, fantástico este post sobre las donaciones. Yo he expresado hace años mi voluntad de ser donante. En mi DNI consta la respuesta positiva. Hay mucha gente que tiene fantasías , miedos e ideas erróneas sobre este tema, pero ninguno de nosotros sabe si algún día nuestra vida o la de nuestros seres queridos puede necesitar la donación de un órgano y así salen por televisión padres o familiares desesperados pidiendo que alguien tenga ese gesto de infinita generosidad.Una vez que hay muerte cerebral, nada queda por hacer y la sola idea de que alguien pueda seguir viviendo tendría que concientizar a todo el mundo. Un abrazo.

UnaSirenaVarada dijo...

Hola, Carlos
me guta que hayas tocado el tema de los trasplantes y la manera en la que lo tratas. Es bueno que alguien se preocupe de recordarnos algo que damos por sabido y que, precisamente por eso, olvidamos.

Hay que despertar y espolear las conciencias dormidas en temas de vital importancia como este y yo te felicito por hacerlo de forma tan solidaria.

Un abrazo

yeray dijo...

Carlos jeje las fuentes son para meterse en ellas jajaa ese es su fin, yo no me metí porque no había seguridad ajajajajja mi queja por la falta de seguridad era por los incivicos en bici que podrían atropellar a los niños que se estaban bañando!

Por cierto te recomiendo un remojo!!

 
ir arriba