BIENVENIDOS AL BLOG DE:

lunes, 4 de octubre de 2010

ÉPOCA DE AGONIZAR...

Muy personal, y en orden cronológico...

He tenido épocas en que el crecer era la prioridad, y a partir de ese crecimiento hacer del aprendizaje las bases que me servirían luego en la adolescencia para crear lo que seria mi juvenil personalidad.

He tenido épocas en que la rebeldía y la inmadurez se me planteaban como el camino lógico, esos eran tiempos en que la dictadura hacia su huella en mi tierra, y el ímpetu natural se hacia piel en mi carne.

He tenido épocas en que me llegaba una pseudo-madurez de golpe, con 20 años me casaba, y con 22 era padre. Felicidad y alboroto se entrelazaban haciendo de sueños y anhelos la visión diaria de mi vida.

He tenido épocas en las que el crecimiento socio-económico era la meta preponderante que brillaba en el horizonte de mis acciones, así como fuente inagotable de verdaderas satisfacciones.

He tenido épocas en las que goce y disfruté de ser adulto y tener a mis dos hijos (Lionel y Carlos) ya hombres, y al mismo tiempo ver como sus éxitos y virtudes me llenaban de orgullo haciendo colmar mis expectativas.

He tenido épocas en que la salud comenzó a darme golpes tremendos con infarto tras infarto, y ante esa situación con 40 años de edad la locura se me hizo descontrol, y el desvarío se metió en vena.

He tenido épocas en que pise mil aldeas, pueblos y ciudades del mundo, y en cada una de ellas me impregné de su bella esencia exprimiendo sus placeres y descubriendo sus secretos mejor guardados.

He tenido épocas en que ya se hacia difícil contar las casas que había armado sin que ninguna llegara a ser hogar, y mis compañías femeninas eran causalidades de la casualidad, mientras naciones y continentes se sumaban al periplo que había emprendido años atras.

He tenido épocas en las que encontré a Isabel y ella trajo la estabilidad emocional y el amor necesario para que me plantee mutar nuevamente en ser humano y emprender un camino serio y con un solo y mutuo destino, la felicidad.

He tenido épocas en que la salud se fue, me abandonó en manos de la parca muerte que se jactaba de llevarme, y en si lo logro tres veces, una por cada parada cardio-respiratoria en las que cielo e infierno tenían plaza reservada.

He tenido épocas en que sobrevivir estaba solo adherido a la posibilidad de un trasplante que jamas llegará pues esas vicisitudes de la vida me hace tener una sangre tan rara que solo la poseen el 2% de los seres humanos.

Vivo hoy una época donde me sé muy limitado, acorralado en el rincón de las sin esperanzas, sumergido en la profundidad del abismo que no me deja ver mas allá de amanecer mañana con la brillante compañía de Isabel que ilumina cada metro del sendero. Pero su luz tambien me permite ver que simplemente agonizo.



Creative Commons License
Este post está bajo una
licencia de Creative Commons.

20 comentarios:

Steki dijo...

Si de algo te sirve, amigo, es que has tenido épocas en que te has hecho ganador del cariño de tus bloggeramigos. Yo entre ellos.
Besos en línea recta de corazón a corazón.

MELI ROS dijo...

Ay pá... respiro profundo para no desmoronarme... en parte me identifico con usted y bien sabe el porqué... lo que puedo decirle es que siempre, siempre en la oscuridad llega una luz que ilumina nuestro camino a seguir en la vida... y como dice Steki "has tenido épocas en que te has hecho ganador del cariño de tus bloggeramigos". Yo entre ellos.

Y por su puesto una hija más.

Te quiero mi pá hermoso.

Besos y abrazos a usted y a Isabel, esa dama maravillosa que se ha cruzado en su espacio para caminar juntos de la mano...

ANGELES CIRRINCIONE dijo...

Me hiciste recordar un cuento de alguien que lo persigue un oso hambriento, va corriendo y se encuentra con un barranco, se cae y se sostiene con una ramita, abajo hay un león y una tortuga se está comiendo la ramita, entonces ve a un costado una frutilla la arranca y dice: Qué delicia!!
Lo debes de conocer pero...me gustó contártelo.
Yo creo que todos solo tenemos este "Aquí y Ahora" y esa meta tuya de "Ser Feliz".

Besitos.

DULCE dijo...

Te prohibo, como amiga que te adora, bajar los brazos!

Nada de oscuridad, tienes toda la LUZ alumbrandote junto a tod@s los que te queremos!

Agradezco a la vida el que te haya cruzado por mi camino!

Algùn dia, no muy lejano,nos daremos ese abrazo que tanto deseamos, compartiremos pan y vino, nos reiremos juntos, y la pesadilla habrà terminado!

Te lo prometo Carlos!

Te quiero muchisimo amigo, cambia esa cara ya!

Besotesssssssssssssssss x tres
( para ti, Isa y PIPI)

Fran dijo...

Ahora empieza la fase de disfrutar con los buenos amigos, y esperaremos todos juntos ver pasar los días sin que nos preocupe el futuro, el mañana no existe, sólo un nuevo día. Saludos Fran

Janny dijo...

Carlos, no conozco mucha gente con tu sensibilidad y talento, eso te hace especial, pues con esa sensibilidad te ganaste mi cariño, y con tu talento te compraste mi admiración.
Tu no puedes bajar los brazos, y si lo haces que nos queda a nosotros que somos simples mediocres.

Le pido a Dios que rompa con todas sus reglas y por un segundo se ocupe solamante de ti regalandote ese corazon que tanto te hace falta, tanto como tu nos haces falta a nosotros.

Con mucho cariño.
Janny

Dean dijo...

La esperanza hasta el final, esta entrada me ha tocado hondo pero como amigo virtual se que no abandonas la lucha.
Un abrazo.

ESTRELLA SOLITARIA dijo...

Siendo el sol que hace luz hasta en los días nublados no puedes caer desganado.
Tu nuevo corazón esta en camino, yo que soy medio bruja te lo digo...

Lo que no puedo asegurarte es que sea tan noble como el que tienes, ese que me hace seguirte siempre.

BESOS COSMICOS DE
ESTRELLA SOLITARIA

MA dijo...

Querido y estimado amigo Carlos las vida es el yin y el yang en el centro esta el equilibrio y hay que encontrarlo en las pequeñas cosa y vivencias de la vida, y ser positivos siempre, sentirse rodeado de amor es primordial y tu lo estas, hay algo más hermoso que eso en la vida , el amor lo es todo, y tu lo tienes para dar y regalar.
Lo importante es que estamos vivos y te sientes querido por tu compañera de viaje que es Isabel tu cascabel, y por los demás seres queridos que somos nosotros tus amigos blogueros que estamos siempre a tu lado en espiritu y amistad , cerca de ti en el corazón, te tenemos presente y tú lo sabes que es verdad y eso te ayuda a vivir....

Un abrazo de MA y familia ,con todo mi cariño para ti e Isabel y el Pipi, de todos los que te queremos en la distancia.

Ramón dijo...

Yo también he tenido un tiempo donde crecer era la prioridad, prioridad para llegar a una adolescencia dificil, con mandatos impuestos a raja tabla, período de la vida que no recuerdo me haya resultado grato.
Yo también tuve un tiempo donde la inmadurez se me planteaba como un camino lógico, a tal punto, que aún lo sigo transitando. El camino que nunca tomé, fue el de la rebeldía y me arrepiento mucho de no haberlo hecho, pues en mí, estarán siempre las dudas de que pude haber encontrado en él.
Yo también a los 20 años pensé que al casarme, pisaba firme la pseudo-madurez y al convertirme en madre, con apenas 21 años recien cumplidos, creí alcanzar el cenit, la máxima realización a la que una mujer puede aspirar.
También he tenido esa época en que el crecimiento socio económico, era la meta.y en esa carrera, saltando vallas y escolllos logré parte de lo propuesto, pero no me alcanzó el esfuerzo, no conquisté la medalla que esperaba.
La época de ver a mis hijos triunfantes, también me llegó y gocé enormemente de esos éxitos, pero también está la contrapartida de ver algún fracaso doloroso y entonces el disfrute se acaba y la angustia hace doler el alma.
Yo también tuve épocas donde la salud me hizo gambetas y ni que hablar las goleadas que me hizo la muerte, cuando le intenté atajar los penales que la vida me cobró.
He tenido épocas en que curar una llaga en carne viva, por donde se dejaba ver el hueso, me parecia una tarea imposible y sin embargo la realicé.
He tenido épocas donde perdonar me era algo simple y natural, cosa que ahora no me resulta tan fácil.
En cada una de las épocas vividas, la impaciencia fue mi compañera permanente.Hoy, ella está tan cansada como yo y sabé que el tiempo por venir se acelera cada vez mas rápido, por eso pretende no claudicar y seguir igual de impaciente, pero no se dá cuenta que está vieja y por mas impaciente que sea ya no tiene los mismos bríos...
De manera que me llegó el tiempo de sobrevivir...Contando las horas para que se termine el día, igual de ruinario al anterior, contando los días con la falsa esperanza de que los nuevos traigan algún cambio.
Sobreviviendo a largas horas de insomnio y pensamientos reiterativos.......sobreviviendo, si, si, sobreviviendo.
A algunos los limitan los problemas de salud, de dinero, de familia. A mi, además de esos, me limita la incertidumbre, la impotencia, las ganas de mandar todo a la mierda y no saber como. Yo también me siento acorralada y sumergida en un abismo emocional. Yo también agonizo.....

No lo firmo, no te hace falta, conocés mi nombre

Letizio Pantoja dijo...

Querido Carlos

Aún con todo lo que describes...tu vida es envidiable para mí....

Por favor no desfallezcas...

Recuerda que te queremos...y ni se te ocurra irte sin despedirte...


Te quiero

Thiago dijo...

Ay, Carlos,querido Carlos... No sabes cómo me duele leer tu desesperanza... Lo siento, cari. Tantas ilusiones puesta en tu blog y en tu vida, tantas risas que nos hemos echado juntos, tantos buenos momentos, y nunca pensé que llegaría este momento...

Y qué valor tienes para contarlo casi en directo y que sirva de ejemplo a tanta gente que debe enfrentarse a una situación como la tuya. No sabes lo que me duele leer este post.

Siempre pensé que ocurriría el milagro y que ese ansiado corazón llegaría a tiempo, pues es justo que alguien que tiene tantas ganas de vivir y de amar pueda seguir haciéndolo, habiendo tanta gente que solo vive para odiar.

Un abrazo, cari, y un gran saludo a tu querida Isabel. Esperaremos, ya que no somos de rezar, para que al final, tal vez en el último momento, aparezca ese corazón que sirva para un nuevo y definitivo amanecer.

Bezos, cari.

JUAN RAMON RAMOS dijo...

Hombre, como te quiere la gente, ojala yo tuviera personas así rodeandome.
Carlos piensa que estas vivo, y por lo que leo en otras publicaciones tu vida a pesar de las limitaciones muy bella.
No dejes de disfrutar un solo instante pues tu eres de esos que saben hacerlo.
A tu lado tienes a esa DAMA DE HIERRO ISABEL que te ama con todo su corazón.

Yo espero que pasen los años y esta caida de animos sea solo una anecdota.

Un abrazo !!!

alex dijo...

ufff, me dejas realmente conmocionado y muy triste por leerte estas líneas. No puedo decir que entienda esta situación, porque hay que vivirla y estar ahí, y creo que es muy complicado todo lo que te está pasado, y sobre todo que te sientas tan triste.

Hace mucho que no pido nada a Dios, pero, y aunque te resulte un poco tonto, lo haré para que ese corazón aparezca, y si no es posible, que al menos el amor de todos los que te rodean esté ahí siempre..

Hoy te mando el abrazo más enorme que puedo dar, y el beso más bonito que nunca haya enviado a nadie.

MUACH

MA dijo...

Hola querido amigo Carlos , te dejo mi cariño de nuevo en esta entrada de post, para darte animos y mis mejores deseos de bienestar en esta etapa dura o época de espera para vivir con el corazón nuevo y la vida por delante .Pues ese corazón que tanto necesitas viene ya de camino para darte vida.

Un abrazo y todo mi cariño y el de mi familia para ti e Isabel.

Besos para los dos de MA.

Angel dijo...

Me ha resultado doloroso, igualmente, leer estas palabras.
Únicamente, a ese dios que todos llevamos dentro, a ese dios inmanente y transcendente, a ese dios en que unos creen y otros no, a ese dios -sí!- pedirle una esperanza, un nuevo comienzo, un aliento nuevo.
Mucho ánimo, Carlos y sobre todo mucha esperanza.
Un beso enorme, deseándote toda la fuerza del mundo.
Besos!

Damian dijo...

no sabria q escribir, salvo decir q no te derrumbes, que si bien las cosas no vayan bien, se debe tener muy buena actitud y algo de esperanza.
Por la gente que nos quiere y queremos

Manuel dijo...

He llegado aquí a través de blog de Thiago.

Vive una vida (valga la redundancia) llena de plenitud, de avatares, de triunfos y fracasos que enseñan como triunfar. Eso es la vida.
Mi abuelo materno decía que siempre hay que aprender algo en el día porque sino, se ha perdido el día. Hoy con este escrito, no he perdido el día.

Cada día es un día. Mañana ya veremos.

Me complace haberle encontrado
Saludos de un venezolano en España

Merche Pallarés dijo...

Mi querido Carlos Hugo, perdona por haberte tenido olvidado tanto tiempo. Te he ido leyendo aunque no hiciera comentarios pero este post tuyo de hoy me ha llegado al alma. Tu eres fuerte y sé que, deep down, saldrás adelante con la ayuda de tu querida Isabel y de tus hijos. No lo dudes ni un instante porque las ganas de vivir son el mejor aliciente que puedes tener para conquistar a "la parca". ¡Ánimo y a seguir luchando, campeón! Muchos besotes y abrazotes, M.

MA dijo...

Hala Carlos, entro de nuevo por tu casa para dejarte mi cariño bloguero y mi amistad sincera, en esta etapa de tu vida que tanto necesitas de todos los seres que queremos y apreciamos, contando con tu familia y amigos es importante que sepas que estamos contigo en la distancia pero te tenemos cerca del corazón donde el alma guarda el amor del sentir puro.

Un abrazo de MA para ti querido amigo.

 
ir arriba