BIENVENIDOS AL BLOG DE:

martes, 24 de agosto de 2010

INFIDELIDAD...

Amigas y amigos, estudiando el tema, observando mi entorno, y por ultimo y siempre haber sido un infiel empedernido y vicioso, podría advertir nueve razones muy comunes que se exponen para justificar esta practica:

1. Nos sentimos devaluados. Terminado el enamoramiento, enfrentamos a la pareja real y olvidamos a la idealizada, y sus conductas no siempre placenteras en la convivencia defraudan nuestras expectativas. Si la pareja nos abandona al centrarse sólo en sus objetivos personales y no en los de ambos, y al mismo tiempo nos relacionamos con una persona distinta que nos hace sentir más valorados, la elegimos inconscientemente como nueva compañera. Principalmente para las mujeres, es muy importante sentirnos bellas y deseadas por nuestro hombre. Si no se cumple nuestro objetivo, sentimos una gran frustración y se devalúa nuestra auto-estima. Una forma de sentirnos de nuevo atractivas y deseadas, es siendo cortejadas en una relación extramarital.

2. La monotonía. Cuando nuestra pareja descuida el tiempo en común por sus actividades personales y deja de tener detalles cariñosos con nosotros, sentimos que el amor se acabó, se produce un distanciamiento y nos empezamos a sentir encadenados a pasar el resto de nuestros días en una relación que ha perdido su encanto. Un matrimonio sumido en la rutina y en el aburrimiento se puede venir abajo a causa de un encuentro con un intruso que llegue y nos aborde con el misterio, encanto y riesgo de los que carece nuestra relación.

3. Una vida sexual deficiente. El sexo es un elemento esencial en la pareja y si éste es defectuoso, quien se siente insatisfecho tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja. Si a pesar de sentir un gran amor por la pareja, en la cama no encontramos nada excitante, nos vengamos teniendo relaciones sexuales con otra persona, porque estamos enojados con nuestra pareja que no quiere hacer el amor o no quiere llevar a cabo nuestras fantasías sexuales.

4. Dependencia emocional de los padres. Si nuestra pareja no es emocionalmente independiente de sus padres y no establece límites respecto a ellos, esta conducta infantil nos hace sentir sin su apoyo, y nuestra necesidad insatisfecha de ser escuchados y atendidos nos impulsa a buscar una relación extramarital.

5. Buscamos nuevas sensaciones. Si se acaba la seducción del enamoramiento y se vive en el hastío de una relación, hay quienes necesitan seguir satisfaciendo su necesidad de seguir enamorados. La curiosidad de experimentar el sexo con otras personas y de vivir la aventura es un fuerte motor para buscar un affair.

6. Idealizamos a la pareja. Para continuar idealizando a nuestra pareja, muchas veces elegimos como amante a una persona totalmente opuesta. Hay quienes llevan a cabo todas sus fantasías sexuales con el amante y no con la pareja para sentir que la siguen manteniendo en el concepto de ‘decente’.

7. La pareja lo permite. Se dan casos en que la pareja está de acuerdo en que tengamos relaciones extramaritales, porque es consciente de que necesitamos satisfacer las deficiencias que existen en nuestra propia relación.

8. Sentimos amenazada nuestra libertad. Cuando la pareja es asfixiante o nos da pavor perder nuestra independencia y quedar atrapados en una relación, intentamos sentirnos libres cometiendo actos de infidelidad.

9. Alarde de poder. Por haber obtenido poder, dinero y una posición social, hay quienes sienten que se han ganado el derecho a tener un mayor potencial sexual con el sexo opuesto.


Amigas y amigos, la infidelidad es un síntoma de la serie de crisis por las que atravesamos como pareja. Si buscamos en el fondo, descubriremos que somos infieles cuando no encontramos en nuestra pareja lo que buscamos y nuestra relación no satisface completamente nuestras necesidades. Sin embargo, superar la crisis dependerá de la forma en que podamos comunicarnos como pareja, y si aun se pretende ser infiel hay que tener los cojones para confesarlo y de ese modo concertar algo que iguale en derechos de ambas partes. En pocas palabras, si no puedes dejar de poner los cuernos, permite que a ti te los pongan.


Creative Commons License
Parte de este post está bajo una
licencia de Creative Commons.
(Se agradece la colaboración de las amantes que pasaron por mi vida, y la información psicológica recaudada por Relaciones TN)

9 comentarios:

MA dijo...

Hola Carlos muy buen post ,sobre la infidelidad , difícil de pronunciar esa palabra en las ceremonias nupciales jeje.

Afortunadamente amigo, yo soy fiel a mi pareja y mi pareja a mi hasta el momento somos fieles los dos ,de toda la vida jaja eso es fidelidad.

Besos de MA para ti amigo.

Janny dijo...

Carlos:
Ser infiel NO ES CASUAL.

Ser infiel ES MUY COMPLICADO.

Ser infiel ES UN FRACASO.

Ser infiel QUIEBRA EL ALMA.

Ser infiel PRODUCE DOLOR A OTROS.

Y aun así yo lo he sido, a mi me costo el matrimonio, y todo las expectativas que habia depositado en aquella pareja.

La tentacion me sobrepaso y le gano a mi conciencia.

Lo peor es que en realidad fue una fugaz y sin valor relación con caracter solo sexual, y así, careciendo de importancia para mi me costo la ilusion que tenia en ese futuro.

Ser infiel es una trampa que pone el destino en tu camino y ante la falta de caracter uno conscientemente cae.

Janny

B. Miosi dijo...

Creo que en la actualidad para ser infiel se requiere tiempo, y es justamente de lo que más se carece. Los infieles generalmente tienen tiempo de sobra para dedicarlo a relaciones extramaritales, y mucho dinero, (ej. Tiger Woods)
Por otro lado, si existe la infidelidad es que se acabó el amor, entonces no veo para qué confesar, o tratar de superar la crisis. Lo mejor es la separación.
Con el tiempo toda relación se vuelve rutinaria y el amor se convierte en cariño, no veo a dos ancianos inventando nuevas poses o sacándolas del Kamasutra para complacerse, no todo es sexo.
Una relación fuerte y sincera no tiene que superar el aburrimiento, pues no habrá necsidad, se trata de dos personas que comprenden que se han unido para vivir la vida juntos, no para "tirar en la vida juntos", me explico.
Lo que sucede es que pareciera que hoy todo estuviese supeditado al sexo, o al menos algunos lo creen así, y no es verdad.

Cariños,
Blanca

ESTRELLA SOLITARIA dijo...

Son juegos de mayores y muy peligrosos...
Mas a la vez tentadores.

Yo fui infiel hace muchos años, ese amante es ahora quien me llena de felicidad cada dia ya ocupando el lugar de marido... y si fuera por esto deberia instar a la gente a ser infiel pues yo conocí la felicidad siendolo.

Un tema muy dificil
y complicado !!!

BESOS COSMICOS DE:
ESTRELLA SOLITARIA

Noelia dijo...

hacia tiempo que no me pasaba a escribir pro aquí, ando disfrutando del verano, estado de vacaciones y ahora toca ponerse a estudiar para aprobar las de septiembre!!! espero que el verano vaya bien! un besitoooo y me alegro de seguir leyendote.

Mora4341 dijo...

La infidelidad no sucede espontáneamente, siempre hay motivos que la provocan. La lista de razones es interminable, en todas se intenta satisfacer las carencias en la pareja.
Las más comunes son: sentirse devaluado, la rutina sexual, vida sexual deficiente, agresión física o psicológica por parte del cónyuge, falta de comunicación y diálogo, búsqueda de nuevas sensaciones al acabarse la seducción del enamoramiento, Pérdida de libertad, ausencia de personalidad del cónyuge.
Además, el sexo es un elemento esencial en la pareja y si éste es defectuoso, quien se siente insatisfecho tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja.

La lista de circuntancias que motivan la búsqueda de relaciones por fuera del matrimonio puede hacerse interminable si te tomas el trabajo de ingresar a Scapadas Amorosas España (total registro gratis)y lees los mensajes que las personas dejan.
Cada perfil es un caso o historia diferente de personas decididas a avanzar con una infidelidad: es suma es un espectacular muestrario de causas o motivaciones para la infidelidad

Pepe Palermo dijo...

La fidelidad es esperable (deseable) en los aparatos, las balanzas, los audios, nos facilitan las cosas si son fieles. Los humanos deben ser leales, no engañar en el sentido de no traicionar. Querer, disfrutar, compartir no debería implicar “infidelidad” si no hubiéramos hecho del apropiarnos del otro una nueva manera de sentirnos dueños. Las personas deberíamos ir logrando cada vez un mayor grado de libertad y poder con responsabilidad hacer lo que nos plazca sin necesidad de sentir que traicionamos a alguien o que nos traicionan. Hasta debiera ser posible estar siempre con la misma persona si uno lo desea así, pero ¿imponerlo a título de qué? Es como hacer de la virginidad una virtud, cuando es solo una circunstancia que puede abarcar hasta un déficit personal. Quien no se sienta seguro quizás necesite de la fidelidad, quien sepa querer y se sienta querido, sabrá que el querer no es mezquino.

MA dijo...

Hola Carlos hoy día 31 de agosto feliz día internacional de blog. Felicidades amigo bloguero a ti y a todos tus seguidores amigos blogueros.
Muchas felicidades.
Un abrazo de MA para ti amigo y feliz semana.

Fran dijo...

Si es jodido ser infiel, mas cojones hay que tener para decirlo y además invitar a que tu pareja lo sea, se abre una puerta donde todo vale, así que dejemos la cosa como está y ojo que no ve corazón que no siente, no jodamos a nuestra pareja que está muy tranquila, Saludos Fran

 
ir arriba