BIENVENIDOS AL BLOG DE:

viernes, 8 de enero de 2010

EL PUNTO "G" . . .

Amiga o amigo, como quizá ya sepas, el punto G femenino forma parte de tu anatomía y es un tejido que se encuentra en la pared frontal de la vagina, a aproximadamente cinco centímetros de su entrada.

Es sumamente sensible porque está rodeado de terminaciones nerviosas y la mejor manera de estimularlo es explorarlo y tocarlo, o tener una penetración por detrás durante el acto sexual.

Este enigmático y pequeño espacio de la anatomía femenina, se considera el foco de la máxima excitación en la mujer. Es una masa compuesta por nervios, situada a dos o tres pulgadas de la entrada de la vagina, y de forma parecida a un fríjol. Su tamaño es, aproximadamente, el de una moneda mediana, aunque su localización y dimensión, pueden variar entre una mujer y otra.

Descubrir el Punto G, sin embargo, no es una tarea fácil, por lo que algunas mujeres llegan a creer que no lo poseen. Aquellas que sí lo han encontrado, dicen disfrutar mucho la posición de “perrito” durante el acto sexual, ya que le permite al pene del hombre, un mejor acceso a la pared del frente de la vagina, donde se encuentre dicho punto. Una presión firme, un ritmo rápido y mucha fricción, facilitarán el logro del orgasmo del Punto G. Es curioso cómo muchas mujeres, sienten una sensación parecida al deseo de orinar, cuando se comienza a estimular el punto, por lo que te recomendamos ir al baño antes de comenzar a hacer el amor. Es posible, además, que eyacules una pequeña cantidad de un líquido blanco o transparente, cuando llegues al clímax. Tal vez, a tu pareja y a ti, les cueste un poco de trabajo encontrar el “mágico Punto G” pero sin embargo, vale la pena, pues podrán adicionar placer, experiencia y nuevas sensaciones a la relación sexual. Así que, ¡inténtalo! ¡No pierdas la oportunidad de experimentar un nuevo tipo de orgasmo!

Sin embargo, en años recientes se ha descubierto que el hombre también cuenta con un ‘sitio estratégico’ de sensibilidad extrema que si se sabe explorar, puede ser estimulado para desencadenar orgasmos de dimensiones no experimentadas.

Muchos hombres no quieren descubrir este punto por considerarlo antihigiénico o por miedo a perder algo de su masculinidad, pero la realidad es que quienes lo han probado no dudan en repetir esta experiencia extremadamente satisfactoria.

Se le ha llamado el punto G masculino, aunque en realidad se trata de la próstata, una glándula que genera el líquido seminal que transporta a los espermatozoides.

Atrévete a estimularlo

Si recibe un adecuado masaje, la próstata incita al hombre al orgasmo. Sin embargo, él no puede estimularse a sí mismo tan fácilmente, ya que su punto G está dentro del recto, por lo tanto será necesaria tu colaboración. ¿Quieres tratar? ¡Lo volverás loco!

* Podrás sentir la forma de nuez que tiene la próstata si introduces con toda suavidad y delicadeza un dedo por el conducto anal y lo guías a través de su pared frontal.

* Aproximadamente a cinco centímetros presionas hacia adelante, es decir, hacia su pene hasta notar el pequeño abultamiento a esa altura.

* La posición que facilitará esta actividad es estando él acostado boca arriba con las rodillas contra el pecho, que para él será más excitante si tú lo pones en esa postura e inicias la exploración.

* Da un suave y pausado masaje hasta que lo hagas llegar al orgasmo, que será mucho más intenso que uno normal.

Es importante insistir en que es sumamente delicado emplear el tacto en la zona anal, pues es un tejido muy susceptible de lastimarse si lo no lo haces con sutileza o si no empleas un lubricante.

¿Quieres que él goce el doble? Prodúcele un mayor placer estimulando su punto G al mismo tiempo que le practicas sexo oral o cuando él te esté penetrando.

Sugerencias importantes

Atrévete a darle a tu amor el enorme regalo de experimentar un nuevo placer desmedido. Pero es muy importante que antes tengas en cuenta los siguientes consejos:

* Evita molestias o heridas teniendo las uñas bien recortadas.

* Usa guantes de látex o un preservativo para una mayor protección.

* Aplica en el dedo un lubricante a base de agua que encontrarás en cualquier farmacia.

* Antes de introducirlo, toca suavemente la parte externa del ano, haciendo círculos.

* Introduce la punta del dedo un centímetro dentro del conducto anal y gíralo pausadamente haciendo círculos en su interior.

* Pregúntale a cada instante qué sensaciones que le produce cada movimiento.

Aumenta el Placer

Descubre nuevas formas de placer. El goce que produce la contemplación del cuerpo de la pareja se puede multiplicar infinitamente si se agregan caricias, besos y abrazos en el momento de la relación sexual. ¡Basta ya de sentirte reprimida! Es hora de dialogar con tu pareja sobre dónde y cómo te gustaría que te tocara para que ambos puedan disfrutar a plenitud y sin obstáculos del sexo.
Uno de los métodos para llegar al orgasmo es la estimulación erógena, y los expertos en sexología han comprobado que las áreas que provocan más excitación en la mujer son la boca, a través de los besos, ya sean suaves o apasionados; desde el nacimiento del cabello hasta la frente; las sienes, las cejas, los párpados y las mejillas. Una bomba atómica son el lóbulo de la oreja, el cuello, los senos y el área alrededor del ombligo. Y para culminar, el punto máximo femenino es el clítoris, donde la sensibilidad y el placer se unen.
Para el hombre, las caricias en los genitales son estímulos que provocan una excitación inmediata. Los hombros, las palmas de la mano, la espalda, el pecho y los pezones son sus otros puntos débiles en la intimidad. Con estos datos en cuenta, desde hoy comienza una nueva etapa en tu relación, y pídele a tu pareja que te ayude a localizar los rincones de sus cuerpos donde se esconde el placer. Comiencen la exploración erógena con besos en las manos y los dedos en un ambiente relajado, y extiéndanlos por todo el cuerpo. Mientras más se prolongue y se esmeren en el juego previo, mejor será el resultado final. Apresurarse y perder el tiempo quitándose la ropa inmediatamente, restará placer y beneplácito.

Amigas y amigos, que mas les puedo decir que vosotros ya no sepáis, "el sexo, para mi, es la manifestación mas bella y extrema de sentimientos, pasión, e instintos que como animales podemos alcanzar", y si en esta definición me alejo de vuestro pensar... me disculpo, mas insisto en ella.

Creative Commons License
Este post está bajo una licencia de Creative Commons.

19 comentarios:

Dean dijo...

Estamos de acuerdo, disfrutar del sexo es algo maravilloso, disfrutar con tu pareja algo que no se compara con nada en el mundo.
Un saludo.

Ezequiel dijo...

hice uso de toda la imaginación que tengo, y no llego a comprender como hace ella para introducir 5cm de dedo el el ano de él, en el momento que él, esta penetrandola, me parece que es fisicamente imposible. Con el oral es dificíl, pero lo creo posible.

Menda. dijo...

Que no , suegro, que es maravilloso. Tú no te disculpes,que seguro que al que le molesta, es porque no cata, ajjajajaja.

anselmo dijo...

Jo, ya voy cachondo y no son ni las 10 de la mañana. ¡¡¡que estoy en el curro!!!
Ezequiel, en la cama todo es posible XDDD

Steki dijo...

Excelente informe, Carlos!
Yo te agregaría que para aquellos hombres que no les gusta que le metan el dedito, una buena alternativa es masajear y frotar la zona entre el ano y los testículos porque es ahì atrás donde está la próstata.

Una vez le digo a mi marido después de hacer el amor: me parece que me hice pis. Y él me contesta: no huele a pis. Y nunca supimos de qué se había tratado.
Con el correr de los años, supe de qué se trataba. Y para algunas mujeres negadas de que el Punto G realmente existe, subí un post en un blog que tenemos ahora en stand by con un grupo de mujeres que nos hicimos amigas el el blog El Almacén de Gillespi en Clarín.
Te paso el link del post para que veas que yo también usé esa foto! Jajaja. Espero te guste!
Besotes y buen finde!

http://elnombre-eslodemenos.blogspot.com/2008/01/cmo-llegar-al-punto-g-femenino.html

Janny dijo...

Carlos, disfrutar de una cama con buen sexo es siempre cosa de dos, ambas partes deben poner todo su empeño en hacer que el otro disfrute, y cuando ello ocurre el placer se une al goce y todos contentos. Experimentar es muy importante, tanto como explorar y jugar, el sexo debe ser interactivo y novedoso, la rutina sexual solo lleve a la desaparicion del sexo bueno.


Me encanto tu post, se lo voy a hacer leer a mi pareja a ver como lo ve el como hombre, y hasta en una de esas se anima y te deja su comentario, ya veremos, el es timido para estas cosas de internet, por suerte en la cama no lo es jajajajajajaja.

Janny.

MA dijo...

Nada de disculpas Carlos ,yo creo que el sexo es uno de los mejores placeres de la vida,entre muchos otros y con nuestra pareja , mejor que mejor puedes esperimentar de mutuo acuerdo los dos lo que quieran.
Ahora comprendo porque dicen que algunos hombres cuando le exploran en el recto en una visita medica al urologo , cuando los tocan en el recto tienen un orgasmo y es por que le tocan el punto G sin querer claro jejeje.

Un cariño grande para ti de MA .

José Manuel Beltrán dijo...

Pues hala, fin de semana de descubrimiento orgásmico...

El que se aburra que ponga la tele
Un abrazo, ciudadano.

Thiago dijo...

jaja cari, estas hecho todo un artista del amor, un experto en sexualidad, te vamos a nombrar el erotómano de los blogs, aquí vendremos a exponer todas nuestras frustraciones y averiguar mejores maneras de disfrutar... Igual una de ellas es leer tu blog en el acto... ¡buen, mejor después del acto! jajaja

Bezos, cari. me voy a practicar por si acaso no lo he encontrado bien del todo, jajajaa.

Mai Puvin dijo...

¿Qué nos pasa Carlos?... A los dos se nos dió por escribir sobre el punto G... Jajajaja

Mira que ahora hay científicos que dicen que no existe más que en la imaginación... ¿será?

Besazossssssss...!

ESTRELLA SOLITARIA dijo...

Que temita !!!
Como esta la peña !!!

EXISTE, SI !!

YO JURO POR LA MADRE DEL AMOR HERMOSO, QUE EL PUNTO G EXISTE !!!

Y cuanto mas se tarda en encontrarlo, mas se tarda en gozar como niña en la noria.

Besos cosmicos de:
ESTRELLA SOLITARIA

LUNA dijo...

VIERNES 8 DE ENERO DE 2010

El punto G podría no existir ¿?

El Punto G de las mujeres podría ser algo subjetivo y no existir realmente.




Lo afirma un nuevo estudio. Hasta ahora decían que sólo algunas lo tenían.

Investigadores del King's College de Londres, Inglaterra, aseguran que el Punto G de las mujeres podría ser algo subjetivo "producto de su imaginación" y no existir realmente, después de haber concluido un estudio en 1.800 mujeres sin encontrar prueba alguna de la existencia de esta zona erógena.

Según las conclusiones que aparecen publicadas en el último número de la revista The Journal of Sexual Medicine, que indican que esta zona sensible, descubierta hace más de 50 años por el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg -quien la situó en la parte frontal de la vagina- sería realmente un mito "estimulado por las revistas y los terapeutas sexuales".

La teoría de Gräfenberg había sido ratificada, en parte, en mayo de 2008 por un tal Emmanuele Jannini, un ginecólogo italiano que da clases en la Universidad de L'Aquila. En su estudio el médico aseguró que algunas mujeres tienen Punto G y otras no.

Su trabajo, que en su momento causó un gran revuelo, fue realizado en base al estudio de 20 de sus pacientes. Y concluyó que nueve de ellas tenían Punto G y once no. Jannini describió al Punto G como un tejido que se destacaba por ser más grueso, y que estaba entre la uretra y la vagina. Para llegar al resultado les hizo una ecografía transvaginal a todas sus pacientes.

La polémica tiene ahora un nuevo capítulo, con el estudio dado a conocer ayer que indica que el Punto G de la mujer podría ser algo subjetivo.

Todas las participantes del nuevo estudio eran gemelas o mellizas y, al ser interrogadas por la presencia de su Punto G, ninguna pareja de hermanas coincidió en la respuesta pese a su similitud genética, sobre todo en el caso de las gemelas. "Si una de las gemelas idénticas respondía que sí, se esperaba que la otra, que tenía genes idénticos, también tuviera la zona erógena, pero este patrón no se produjo", señalan los autores de la investigación.

Por ello, aunque "las mujeres pueden argumentar que la dieta o el ejercicio ayuda a tener el Punto G, en realidad es virtualmente imposible encontrar rastros reales", destacó en declaraciones a la cadena británica de noticias BBC Tim Spector, uno de los autores del estudio.

Esta investigación puede suponer una presión menos para aquellas mujeres que temen que "si no tienen el Punto G esto las hace imperfectas", añadió Andrea Burri, también autora de este trabajo, denunciando que "es bastante irresponsable reivindicar la existencia de una entidad que nunca ha sido probada".

Situándose en la vereda opuesta, la sexóloga Beverley Whipple, criticó estas conclusiones ya que, a su juicio, no tiene en cuenta las experiencias de las mujeres lesbianas o bisexuales e ignora el uso de diferentes técnicas sexuales.

LUNA dijo...

Esto que acabo de transcribir, esta publicado precisamente hoy en:

http://sexualmentemai.blogspot.com/

(periodismo bloguero de investigación)

Magah dijo...

Buenísimo Carlos!! Interesante, claro, serio y sutilmente motivante.
De acuerdo con vos en que la sexualidad es una expresión´maravillosa entre dos personas.

Un abrazo

B. Miosi dijo...

¿Qué, no se llamaba: el punto D?? ¡o sea, yo andaba totalmente equivocada!!

¡Con razón!

Gracias, Carlos, por aclararme el panorama. De inmediato me pongo en ello, je, je,

alex dijo...

Antes de buscar el punto G, tengo que encontrar con quien. Reconozco que el sexo me da un poco de miedo, porque no se si llegare a disfrutarlo plenamente, será cosa del desconocimiento. Mi mayor fantasía es que un chico lonhagas conmigo muy despacio, rozando nuestros cuerpos, con caricias, descubriendonos poco a poco. Tiene que ser una gran sensación. De todas formas me lo apunto para cuando llegue el momento.

Un beso cielo

Ezequiel dijo...

Yo todavia no llegue a los 3, todavia no me toco la rectoscopia. Me pregunto a cuantos les habra gustado, siendo esto un secreto que se llevaran a la tumba.
Anselmo, ya me imagine dos maneras, una muy incomoda y la otra muy peligrosa.

Wycherly dijo...

Lo tendre en cuante me parece valiosa informacion!

mardelibertad dijo...

Carlos,
Ni pedi disculpa, ni milesta , la naturaleza es asi..
Abrazo

 
ir arriba