BIENVENIDOS AL BLOG DE:

miércoles, 16 de septiembre de 2009

MELILLA, EL ULTIMO QUE APAGUE LA LUZ...

Amigas y amigos, quienes me conocen saben de mi curiosidad y lo observador que soy. Estas cualidades me llevaron desde ya hace bastante tiempo a ver que en esta hermosa ciudad que me cobija, se esta produciendo un éxodo ibérico, y esa actividad se ve claramente reflejada en barrios llenos de viviendas que otrora eran habitadas por españoles y ahora se hallan en venta u ocupadas por inmigrantes del país vecino, Marruecos.

A esto es bueno sumar la notoria cantidad de locales comerciales e industriales que se encuentran desocupados, y muchos de ellos eran hitos de la naturaleza ibérica de estas tierras. Grandes sectores de la maquinaria productiva de Melilla se halla integrada en su totalidad por marroquíes, y eso conlleva a que con el tiempo empleados pase a ser dueños, y dueños pasen a ser gobernantes.

-Alguien se preguntara:
¿ Carlos, pero a ti que eres tan cosmopolita y tan inmigrante como ellos, esto te preocupa ?

Y mi respuesta sera fácil: Yo vine hace dos años a morar en terreno ibérico sementado en tierras africanas con los derechos y obligaciones que pertenecer a la Unión Europea otorga, y las leyes de España proveen, y eso es lo que quiero para mi futuro. Al decir esto es fácil deducir que no me interesa cambiar de bandera, lo que no quiero es cambiar de forma de vida , y esta ya llamada por algunos historiadores "invasión silenciosa" deriva en ese destino. Libertad dejo a mis lectores para que se me interprete como se les de la gana, yo insisto, e insistiré que si no se adoptan las medidas de protección a la cultura y la soberanía ibérica en Melilla, muy pronto "Plaza España" se llamara "Plaza Mohamed VI", y ese ultimo español que quede en esta bella Melilla que desconecte la luz y cruce a la península.


Se que algunos no compartirán mi opinión que roza el ser indiferente a la pluricultura, pero en eso radica el derecho de expresión, derecho este que me otorga la Constitución del Reino de España, ley primera y necesaria en Melilla mientras esta bandera flamee en el Palacio de la Asamblea.




Creative Commons License
Este post está bajo una licencia de Creative Commons.

22 comentarios:

MARIETA dijo...

Has dicho!!

MA dijo...

Carlos, yo estuve viviendo en la ciudad Melilla, hace 23 años y lo que tu escribes en tu post de hoy, se oía decir en esa época y cuando el río suena agua lleva, es una invasión silenciosa y también por el vientre.

Actualmente vivo en Ceuta donde también hay multiculturalidad.

Un abrazo de MA.

Dean dijo...

Son cosas casi inevitables, además la cercanía geográfica lo facilita.
Un saludo.

ESTRELLA SOLITARIA dijo...

Carlos, desde Madrid se ve a Melilla como aquella bastion que queda lejos, y cuesta mucha pasta mantener.

Yo no conozco ni Melilla, ni Ceuta, pero si aquí la que tu llamas "invasion silenciosa" es muy notoria, me imagino que alli debe ser absoluta.

Por otro lado yo no tengo nada en contra del pueblo marroqui, lo que no acepto es que intenten cambiar los habitos de vida mios, y los de mi sociedad. Ellos son los inmigrantes y DEBEN AJUSTAR SU CITURON A LA TALLA NUESTRA.

Que no quieren hacerlo ?

Muy bien, QUE VUELVAN A SU TIERRA POR EL MISMO CAMINO QUE VINIERON.


Tengo un monton de amigas y amigos extranjeros, y ninguno de ellos intenta mutar mi españolidad, en cambio EL MORO VIENE Y QUIERE QUE EL SISTEMA SE AMOLDE A SU FORMA DE VIDA.

Un post muy bueno, ojala muchos españoles pensaran como tu.

Bueno, me conformo con que muchos españoles piensen.

Besos Cosmicos de:
ESTRELLA SOLITARIA

Steki dijo...

Carlos, me parece bárbaro que expreses tus sentimientos. Sólo a vos te debe importar. No es el único sitio donde haya pluricultura.
Es bello, Melilla, por lo que se ve en tus fotos.
Te dejo un besote.
STEKI.

Moisés Márquez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de la libertad de expresión.

En lo demás ... simplemente me fío de tu palabra :)

Un abrazo gomia!!

Flor dijo...

Mmmm, temita complicado.
No conozco, pero la has descripto muy bien.
Supongo que, si eso llegara a ocurrir, llevará mucho tiempo todavía.
Y sino, te venís un poquito más para arriba...

Besos, muchos besos.

mardelibertad dijo...

Carlos, fuiste claro y contundente
y te explicaste como siempre ,perfectamente,la invasion silenciosa cada ves avanza mas....
imagino como tiene que estar Melilla-, pues nada tu tranquilo, no te sofoques y si es necesario te crazas el estrecho.
Un entrañable abrazo

la_gaviota dijo...

"LO QUE ES DEL CESAR AL CESAR DEBE SER ENTREGADO"
hoy tu post se vuelve contravertido, hay que ver las cosas desde ambos estremos, no solo desde la comodidad de una españa altruista, hay que mirar al pasado para diferenciar con claridad cual es la situcion en la que vivimos, melilla y ceuta son en estos tiempos la prueba mas tangible de la ursurpacion de dominio, pues no pretendas a hora hacernos complices de tus ideas, ya que para arrastranos a tus conceptos tendrias que facilitarnos mas material, y te asejuro carlitos que no los tiene, melilla pertenece mas a marruecos que a españa pese a quien le pese duela a quien le duela, la tierra no se exporta ni se vende, la tierra no se alquila,la tierra se siente, y este pedazo de tierra duele a los marroquies mas que espoles, que no lucharan por ella, mas salen ahuyentados y prefieren protejere en la peninsula,por que no les nace estar ahi.

en Perú, extraños una parte de nosotros que se nos arrebato inustamente. chile nos la quto, pero aunque se llame terrtorio chileno, es mas mucho mas peruano que del vecino del sur.
un abrazo.

B. Miosi dijo...

Carlos, soy inmigrante, vivo en Venezuela ya más tiempo que en mi patria, la gente me ha acogido como una más, nunca he sentido diferencias, y no he tratado de adaptar Venezuela a mí, sino yo adaptarme a ella, por supuesto sin perder mis costumbres, tan arraigadas y en muchos casos muy queridas por mí.
Me fascina la foto del mar golpeando las rocas, es increíblemente bella.

Besos,
Blanca

Priscila Vechio dijo...

Carlos, siempre visito tu pagina web, no el blog.

Hoy, como si por casualidad fuera, luego de leer una de tus poesias, como hago a diario, se me ocurrio venir hasta tu blog, y mira mi sorpresa al encontrar una nota sobre la tierra de Melilla que compartimos.

Yo soy italiana, me mudé a Melilla hace 21 años cuando estaba emparejada con un español, de familia marroquí.

Fueron los peores años de mi vida pues ese hombre que en Italia era monisimo se transformo al poco de llegar a Melilla en un marroquí mas.

Exigia de mi la sumisión al islam, pretendia que yo me acomodara a sus valores y respete cual ley los conceptos y costumbres marroquíes.

Yo siempre le decia que esto era España, que yo era de una cultura occidental católica, y que el me engaño haciendome pensar que jamas me pedidria que yo me asimilara a sus ancestral religion.

MUCHA GENTE NO SABE COMO INTENTAN HACER VIVIR LOS MARROQUIES EN PARTICULAR, Y LOS ISLAMICOS EN GENERAL A LOS SUBDITOS DE SU ODIOSO REY, Y CUANTA PUEDE SER LA PRESION SENTIMENTAL QUE EJERCEN PARA LOGRAR SU OBJETIVO.

Nuestra pareja duro tres años, ahora hacen 18 años que sigo viviendo en Melilla, hago una vida con tintes totalmente hispanos, mis amigos, amigas, compañeros de trabajo, y hasta los ligues son españoles NO ISLAMICOS, y asi soy feliz, si llegara el dia en que Melilla perdiera su virtud española, YO NO DUDARIA UN SEGUNDO EN IRME, ellos viven cual animales salvajes.

Priscila Vechio

★Carlos Becerra★ dijo...

Entremos en detalles. Marruecos, históricamente, no tiene ningún derecho sobre las ciudades norteafricanas de Ceuta, Melilla, peñones e islas adyacentes porque nunca han pertenecido al reino alauí. Por consiguiente, nadie puede "recuperar" lo que no es ni ha sido suyo. La reivindicación de Marruecos sobre Ceuta y Melilla se basa, únicamente, en que ambas localidades se hallan situadas en su territorio, sin otro argumento legal o histórico.
Es preciso tener en cuenta como base de la improcedencia de la reivindicación de Rabat sobre Ceuta y Melilla que Marruecos, como nación soberana, data del año 1863, sin que con anterioridad pueda hablarse de nación marroquí, sino de tribus independientes. No obstante, este país siguió bajo la protección de Francia y España hasta el año 1957, en que ambas naciones pusieron fin a sus respectivos protectorados, otorgados por mandato internacional desde 1912, concediéndosele la independencia. En virtud del tratado firmado en Madrid, el 11 de febrero de 1957, entre el jefe del Estado español, Franco, y el rey de Marruecos, Mohamed V, España renunciaba a la zona norte del protectorado (comarcas del Rif y de la Yebala) pero reservándose Ceuta y Melilla además del Sector de Ifni, en la zona sur. Por consiguiente, ni el rey Mohamed VI ni su gobierno pueden reclamar "derechos" de soberanía sobre unas ciudades que nunca pertenecieron a su reino. Las evidencias documentales y los hechos históricos no ofrecen la menor duda.
Ceuta y Melilla no son, pues, zonas de influencia, colonias o porciones de suelo transitoriamente ocupados por usurpación, como es el caso de Gibraltar por Inglaterra. Ambas ciudades pertenecen a España desde los siglos XVI y XV, respectivamente. Marruecos, por lo tanto, no posee título alguno en que apoyar su reivindicación. El Gobierno español, o sea, el presidente Rodríguez Zapatero, como representante y responsable de la política de Estado, no puede renunciar a defender los intereses de España ante la tradicional petición marroquí sobre ambas ciudades autónomas. La posición española en este aspecto debe quedar clara, Ceuta y Melilla son españolas y no pueden estar en una mesa de negociaciones, ni para su cesión directa, ni siquiera para tratar de una cosoberanía o gobierno compartido, porque este sería el primer paso para lograr la cesión total de dichas ciudades a Marruecos y una vergonzosa traición al pueblo español.
Pero, ¿por qué Marruecos reclama con tanta insistencia a España Ceuta y Melilla? Dos son las posibles respuestas. Una, porque ambas ciudades poseen puertos: uno, Melilla, en pleno Mediterráneo; el otro, Ceuta, en la embocadura oriental del Estrecho de Gibraltar. Las dos abiertas a la atracción del turismo y al comercio internacional en una ruta marítima de un valor estratégico incalculable. La segunda razón, tal vez, obedece al deseo del Gobierno marroquí (su rey es el monarca mas rico de todo el mediterraneo) de centrar la atención de su pueblo que sigue y cree con fe ciega y fanatismo los dictados de su todopoderoso y omnipotente rey, para distraerle de los verdaderos problemas que le agobian: paro, hambre, miseria, analfabetismo, emigración, etc.



Tengo tres paginas web dedicadas a Melilla:

Melilla histórica y en general

Melilla English version

Melilla y Argentina, sus vinculos


Quedan a vuestra disposición.
Atte.
Carlos Hugo Becerra

José Manuel Beltrán dijo...

Yo no creo que se deba ser indiferente a la cultura, y si es pluri, pues mucho mejor. Otra cosa es que nosotros encontremos nuestra acomodación, o no, en ella.
Pero creo, por lo expuesto, que el tema no se centra en pluricultura si, o no. No conozco ni Ceuta, ni Melilla. Mi opinión, por tanto, sobre la realidad de las mismas, no puede estar acorde a la realidad.
Pero una cosa es decir que los no nacionales representan una gran mayoía del tejido productivo, empresarial, etc.. y otra decir, también, que de dueños àsen a ser gobernantes. Eso no es posible, en las actuales circunstancias. Pues sólo podrán gobernar los ciudadanos con nacionalidad española y, una vez conseguida, se encontrarán en los mismos niveles que los nativos de nacimiento.

Un abrazo, ciudadano.

Janny dijo...

Carlos, te aseguro que NO DISCRIMINO POR RAZA O RELIGION.

Pero me cuesta mucho entender los conceptos de higiene, de machismo, de libertad de culto, de interpretacion de costumbre y leyes, y asi muchas otras cosas DE LOS MOROS.

La invasion silenciosa a la que haces referencia EXISTE, y no es solo en España, toda la Union Europea se esta plagando de ellos, que nadie les arrebata su calidad de seres humanos, pero son terriblemente expansivos.

Hace poco una me decia que solo se terminaria la expansión cuando el mundo sea islámico.

Entiendo que no quieras un cambio de vida hacia ese lado.

Janny

Rebecca Rosenbaum dijo...

hola carlos, te propongo que leas manana en mi blog. Te puede interesar, pienso que ya has leido de ello: Declaraciones del primer ministro de australia.
un saludo de Rebecca

gla. dijo...

Me parece muy interesante lo expuesto en tu blog.No conozco el tema, pero oi hablar de la invacion de los Moros.
¿Por que existira esa terrible costumbre de oprimir a los demas seres humanos, que tienen algunas razas?
Te regalo una cancion de Leon Gieco....

SEAMOS TODOS CABALLOS

Hombre crea tu paz y entonces abra flor
hombre robate la oscuridad y también las guerras
que amanecer tan largo estamos viviendo
sin pensamientos y el hombre dejo de serlo
y el hombre dejo de serlo

Seamos todos caballos y entonces abra paz
seamos todos caballos y abra libertad
porque los caballos tienen amaneceres blancos
porque los caballos son carceleros del campo
y el hombre de sus hermanos

Seamos todos caballos y entonces abra flor
seamos todos caballos y abra color verde
porque los caballos tienen amaneceres blancos
porque los caballos son carceleros del campo
y el hombre de sus hermanos

Solo puedo decirte que estoy con vos...

Logan y Lory dijo...

No hay que olvidar que hemos sido un imperio colonizador, que Ceuta y Melilla han sido y son colonias españolas y que quizá ahora nos toca ser conolizados.

Siempre la libertad de expresión debe prevalecer, sobre todo porque estás en tu blog y tus opiniones siempre son responsables y respetuosas con los demás.

Un abrazo.

Rebecca Rosenbaum dijo...

hola Carlos, gracias por tu extenso y sincero comentario en mi blog.
Hasta el próximo encuentro en nuestros blogs.
Un sincero saludo!

conxa dijo...

No sabía que en Melilla estaba la cosa así, no sabía de ese abandono por parte de los españoles hacia la peninsula.
No creo que el problema sea que los vecinos decidan instalarse alli, creo que desde siempre Ceuta y Melilla está olvidada por los gobernantes españoles.

Y en cuanto a expresarte: Faltaría más!!!

Thiago dijo...

Es un tema complicado... Tiene mal arreglo. Como dices tu es una invasión silenciosa que no se puede o se sabe parar... Cosa que no han hecho con el Peñón en gibraltar. Otra cosa es que al final todo el mundo deba tener derecho a instalarse donde pueda, que los pobres que vienen en patera no creo que sea en viaje de placer...

en fin, no sé que decirte, cari. Claro yo no lo vivo aquí, aunque Madrid tb. hay ya mucho inmigrante pero no parece que peligre la identidad. Claro, a mi me es igual pero si te hacen rezar mirando pa la meca, la cosa cambia, jaja

Bezo

weblara dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, hace 18 años estuve en Ceuta y Melilla, para la jura de bandera de mi hermano, como buen caballero legionario y era una invasión total de muchos moros y pocos cristianos.
No me molesta en absoluto la convivencia con ellos, ni con otros inmigrantes, pero me gusta que respeten y se adapten a mí cultura, a la religión que se profesa en mi pais y a mis leyes, por que luego tu vás a su tierra y no te toleran absolutamente nada.
Besucos!

Merche Pallarés dijo...

Pues por lo que dices parece ser que sí es una invasión silenciosa. ¿Por qué se marchan los españoles? Conozco Ceuta pero no Melilla aunque he oido y visto que es preciosa. Besotes, M.

 
ir arriba