BIENVENIDOS AL BLOG DE:

miércoles, 1 de abril de 2009

DONDE HABRAN QUEDADO ???

Amigas y amigos, hoy subo este post pleno en recuerdos para algunos y descubrimientos para otros (los mas jóvenes), a pesar de mi edad fui mas de juguetes eléctricos y luego de electrónicos, aunque también tenia mis juguetes preferidos como ya verán mas adelante.

Las canicas, bolitas, balitas, bochas, bolindres, metras, boliches, bolillas, pelotitas, chibolas, piquis, maras o polcas son pequeñas esferas de vidrio, alabastro, cerámica, arcilla o metal que se utilizan en numerosos juegos infantiles; por lo tanto se consideran un juguete. También se denomina así a los juegos en los que se utilizan canicas. Dicho juego es prácticamente universal y las reglas se repiten -con algunas variantes- en casi todo el mundo.
El yo-yo (o yoyó) es un juguete de malabares consistente en un disco de madera, plástico u otros materiales cuyo borde tiene una ranura profunda alrededor de la cual se enrolla un cordón que, anudado a un dedo y mediante sacudidas, hace subir y bajar el disco alternativamente.
También se puede, por medio de la práctica, hacerlo patinar en el suelo y efectuar diversas suertes con él. Este pequeño juguete divierte a pequeños y mayores. En la actualidad los yo-yos se han adaptado a los nuevos tiempos presentando diseños con formas irregulares o con implementos adicionales como luces y/o sonidos.

El trompo o peón es un juguete consistente en una peonza acompañada de una cuerda. Enrollando la cuerda alrededor del trompo y tirando violentamente de uno de sus extremos a la vez que se lanza el conjunto contra el suelo, se consigue que el trompo rote sobre su punta, manteniéndose erguido y girando en el suelo.
El tiki taka, en algunas regiones conocido también como "tronadora", se trata de un juguete de malabares que consiste en dos esferas de plástico sostenidas por un mismo cordel entrelazado especialmente con un aro, considerado como eje, que proporciona simetría entre las esferas y el cordel.
El objetivo del juego consiste en sostener el mayor tiempo posible el golpeo en equilibrio rotacional del par de esferas, controlado desde el eje mediante una serie de movimientos rítmicos del brazo y/o la muñeca.

Un caleidoscopio es un tubo que contiene tres espejos, que forman un prisma tetraédrico con su parte reflectante hacia el interior, al extremo de los cuales se encuentran dos láminas traslúcidas entre las cuales hay varios objetos de color y forma diferente, cuyas imágenes se ven multiplicadas simétricamente al ir girando el tubo mientras se mira por el extremo opuesto.
El balero, también llamado boliche, emboque, capirucho o perinola, es un juguete de malabares compuesto de un tallo generalmente de madera unido por una cuerda a una bola horadada por uno o varios agujeros de un diámetro ajustado al tallo, cuyo objetivo es hacer incrustar un eje delgado al hueco del mazo. Su nombre en francés es bilboquet y viene de bille (bola de billar) y bocquet que designa la punta de un dardo. Estuvo presente en numerosas culturas y épocas con diferentes nombres y su origen es muy antiguo. También se considera originario de Latinoamérica, jugado ya desde la época precolombina.
Ni comparación con la Champions League... las chapas eran mucho más emocionantes. Algunas ya venían con foto o nombre "de serie", pero muchas veces había que ponerle más imaginación y darle nombre de futbolista a un trozo de metal. Las reglas no estaban muy definidas pero con un trozo de patio y una bola (trozo de papel al que se le daba forma de pelota), rápido se montaba un partido.
Quien no haya hecho nunca un álbum de cromos que tire la primera piedra. Sobre a sobre (con 5 cromos cada uno, hay que ver que paciencia) se iba completando el álbum en cuestión. Su práctica no es algo que se haya extinguido pero la afición ya no es la misma. Las de deportes o series de televisión eran las colecciones de más aceptación... y en el recreo del cole comenzaba el "mercado negro" de cromos.
Esto si era lo mio, coleccionar autitos (coches a escala) me apasionaba, autito que veía, autito que quería, como les habré roto las pelotas a mis padres con aquella colección. Con mis padres viaje mucho desde pequeño por todo el mundo, y de cada viaje volvía con varios modelos mas para seguir juntando. Luego a jugar, me encantaba armar toda una ciudad con sus propias historias dentro de mi habitación, y en esa ciudad cada personaje estaba representado por un autito.
El Scalextric nos transformaba en verdaderos pilotos de carrera, los despistes, vuelcos y choques eran frecuentes, y existía una verdadera manía por tener el coche mas veloz, mas bonito, y mejor preparado, el tuning ya era realidad en los pequeños cuando aun en los grandes recién comenzaba.
Mi amigo Anselmo ( del Blog Anselmonelosis ) con excelente criterio, y mejor memoria que la mía, me ha recordado a los maravillosos soldaditos de plástico, claro que también estaban los de plomo (que eran los caros), pero con unos u otros armábamos guerras en un campo de batalla que generalmente no superaba el metro cuadrado, allí si que era imprescindible la imaginacion. La maquéta era completada por aviones, tanques, barcos, transportes para soldados, y armas logísticas que hacian nuestra guerra de juguete mucho mas verídica.
Y llegaron ellas... las que sustituyeron imaginacion por cibermaestría, "las maquinitas". Que simples e ingenuas eran las primeras, pero cuantas horas habrá pasado más de uno delante de máquinas como estas que no tenían mayor dificultad que la de moverse de un lado a otro rechazando bolas dentro de una pantalla de cristal líquido. Más tarde salieron incluso máquinas de dos pantallas que ya implicaba al usuario a pasar de balancearse de lado a lado, ir además de arriba a abajo. Igualito que en la "Play" o la "Wii"... no ???

Bien, hasta aquí amigas y amigos mios el post de hoy, en algunos habra inspirado un buen recuerdo, y para otros (mas jóvenes) es una forma de conocer con que jugaron sus padres

Un gran cariño para todos.

CarlosHugoBecerra

20 comentarios:

Flor dijo...

Me encantaba el tiki-taka!!! PEro no era como éste, más bien creo que de plástico. Ayyyyy, no me acuerdo cómo era!!!

Besitos

anselmo dijo...

Dios el tiki-taka. horas muertas y mis padres hartos de mi. Y los soldaditos de plástico me encantaban también....me pasaba hora muertas haciendo formaciones y batallas...que digo horas...fines de semana.
un saludo

MARIETA dijo...

Mi hijo tiene 4 años y tiene yo-yó, canicas, tabas.... Le hemos enseñado a jugar a las chapas, etc etc Y aún no tiene maquinitas, le han traído una Nintendo DS y le pedí que la cambiaran por otra cosa (soy así de maleducada....)
Lo de los cromos ya empieza pero todavía es muy pequeño.
No se han quedado, hay que rescatarlos!!!
Saludos

BIRA dijo...

Ay Carlos, cuántos recuerdos me has traído. Yo era un hacha para las canicas (lo ganaba todo, oye!), pero no todos los recuerdos que asocio a ellas son buenos, ya que jugábamos en tierra, y los nudillos quedaban negros como el carbón. Mamá me cogía las manos con su izquierda, y con la derecha me pegaba unas friegas con el estropajo verde que me dejaba temblando, jajaja. Qué fuerte.

En lo de coleccionar autos te puedes unir al Costillo, que vaya traca de ellos que tiene.

Mil cariños para mi familia melillense!

La Rata Infecta dijo...

¿Y los clics de 'Playmobil' o similar?
Horas me pasaba yo jugando con esos muñecos a los que, por aquel entonces, no se les movían las muñecas.
¿Y el diábolo?, ¿el súper disco chino?, ¿la botilde?

¡Aysssss, lejana y dichosa infancia!

La Rata Infecta.

ma dijo...

Hola Carlos me has recordado mi infancia cuando jugaba con mis hermanos, mis amigas y amigos, a la rayuela, al escondite, la comba, al veo veo, la goma elástica, los cromos y recortables los coleccionaba, a las canicas, a los juegos reunidos geiper,al parchis etc...Mis hijos han jugado a alguno de estos y a otros de las nuevas tecnologías que, aun siendo mayores siguen jugando de vez en cuando con la play.
Muchos cariños para ti de MA.

Logan y Lory dijo...

Lo que hemos jugado mis amigos y yo en la calle a las canicas y las chapas, y al peón, que en mi tierra se le llama peonza o "buxaina", a la comba, los patines de cuatro ruedas (tremendos porque eran de hierro y pesaban muchísimo)

Horas felices de diversión y amistad.

Gracias por recordarnos que no hace tando fuimos niños.

Un abrazo

Menda dijo...

Ehhhhhhhhhhh!!!! El trompo me encanta,jajajaja.Yo tuve un yoyo que brillaba y tenía música cuando lo lanzabas.

TE HA FALTADO EL HULA.HOPPPPPPP!!!!

Moisés Márquez dijo...

Te has dado cuenta que ahora (al menos por aquí) han vuelto a estar de moda los trompos?

Y es que los niños no siempre necesitan/quieren jugar con un cacharro que te cuesta la mitad (si no toda) la paga extra. Más imaginación es lo que hay que inculcarles! :)

Saludos!

conxa dijo...

ay CArlos!!!

Excepto el balero, todo lo qeu has nombrado hasta llegar a la coleccion de coches coincidimos, el tiki-taka, hasta que aprendí a ser buenísima, no veas los de moratones que decoraron mi muñeca.
Y el caleidoscopio, lo tuve has que mi hijo quiso saber que había dentro.

Un montón de recuerdos me han venido...... gracias. Besos

conxa dijo...

Ah!!! una cosa que yo jugaba mucho en mis horas solitarias en casa de mi abuela era, los recortables.

Parsimonia dijo...

Hola!
Pues conocía todos los juegos y coleccionables, excepto el tiqui taca, que me hace mucha gracia, porque es un término nuevo usado en España, supongo que lo sabrás, utilizado en el fútbol por un famoso locutor.
A mí me gustaban las canicas, porque las peonzas no se me daban y luego también he coleccionado cromos de unos dibujitos animados, "Candy Candy".
Estoy encantada de pasar por aquí.
Un beso.

noelia dijo...

a mi b me dio una epoca por el yoyo y ibamos al colegio todos con el mismo yoyo y me acuerdo un verano que pille una caa de zapatos con mi prima y nos dio a las 2 por colecionar xapas!!! muaks

Gaby dijo...

¡Que de recuerdos me trajo esta entrada!. :D

Yo solia jugar al resorte, a la cuerda, al yoyo (era malisima) y a la matatena.

Y mi hermano pequeño tuvo una colección de carritos (la cual atesora en la actualidad).

Yo rellené infinidad de albunes de estampitas y recuerdo como en los recreos de la escuela intercambiaba las estampas repetidas con mis amigas.

¡Que tiempos aquellos mi querido Carlos!. :)

Te mando un beso.

Fran dijo...

Que recordaran los niños de hoy a sus hijos con la velocidad que cambia todo, creo que todo se lo resumirán en enseñarles un chick fría y puramente, o tal vez en esos tiempos no sea necesario recordar nada ¿¿¿¿, Saludos Fran

sonia7386 dijo...

Carlossss te dire que me he sorprendido, pues a pesar de los años de diferencia que nos separan, yo tambien jugue a las chapas, al tiki,taka, a la peonza, a las canicas etc jejeje que miticos recuerdos!!! y pensar que ahora los niños muchos de ellos solo saben jugar con consolas o con ordenadores...

Queiles dijo...

Jajaja !!! Diste en el clavo con todo lo que yo jugaba de niño, incluidas las chapas que acá llamábamos platicos.Gracias por estos recuerdos.
Saludos

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Ya cuando se me pase este mal estar, pasaré a leerlo, solo por ahora decirle gracias por su comentario y solo puedo publicar cosas que tenía en borradores.

Un gran beso!

Thiago dijo...

jaj cari, que post tan tierno por dios, lo bueno, es que casi todo vuelve eh.. muchos de esos juguetes son recurrentes y los ves de nuevo, como los cochecitos que le gustan a todos los niños, y la peonza o las canicas..

Y el otro día vi uno en ese programa de la tele que enfrenta a los años por "décadas" sabes? Era un plato chino que se sostenía en un palillo que había que hacer mover... jaja Y el hula-hop? Tambien mi padre -al que le pregunte al ve tu post- me habla de un tal "saltador Gorila" y el "Twister" que eran dos plataformas con ruedas que se movian al ir pisando, jajaja

En fin, bezos.

MONICA dijo...

Carlos vine a desearte un feliz fin de semana, agradecerte tus letras de cariño y asomarme de nuevo a tu blog, me encuentro con juguetes que disfruté y con realidades. Un abrazo enorme para ti y los tuyos.

 
ir arriba