BIENVENIDOS AL BLOG DE:

viernes, 20 de marzo de 2009

DOLOR

Amigas y amigos, yo creía saber el significado de la palabra dolor sea en su aspecto físico, como en el espiritual, hasta hace pocos meses cuando sufrí mi ultimo accidente coronario. Aquellos fueron momentos en los que llegas a desear la misma muerte a cambio de dejar de sufrir esos dolores tan penetrantes que merman tus fuerzas hasta dejarte sin ellas.
Dicen que el dolor es una experiencia emocional y sensorial, generalmente desagradable, que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que disponen de un sistema nervioso. Es una experiencia asociada a una lesión tisular o expresada como si ésta existiera.


En realidad, aparte de esta definición extraída de Wikipedia, yo descubrí en carne propia hasta donde el dolor te puede llevar...


...y saben cual es el horizonte del dolor ???


Ninguno, no existe, es infinito, abarca la totalidad, te sobrepasa, llena cada centímetro de tus venas, te quema, te carcome, te destruye, te cansa y por ultimo, cuando se le ocurre dejar de jugar contigo, y te mata.

Por aquel entonces, alguien se acerco a mi cama en el hospital y en una de esas noches desesperadas, me dijo "El dolor sino se convierte en verdugo es un gran maestro", yo estaba al final del camino y a punto de desistir en lo referente a seguir poniendo de mi, y aquella frase se repetía y hacia eco dentro de mi cabeza. Así, de a poco, lentamente fui aprendiendo a usar esos tremendos dolores para fortalecer mis ansias y sanear mi espíritu.

Nunca supe quien pronuncio aquella frase, es mas, nunca tendré en claro si fue una realidad o parte del delirio en el que estaba embriagado, pero sea como sea alguien o algo la metió dentro de mi cerebro y allí cundió y creció hasta que fui mejorando y los dolores desistiendo. Hoy quise escribir esto para que si alguno lo lee y esta sintiendo profundos dolores sepa que de la ceniza de los dolores se puede rescatar la dignidad y la vida plena.

Amigas y amigos, en horas que se hicieron días y luego meses yo siempre conté con Isabel que intentaba calmar con amor mi penuria de todas las maneras imaginables, mas sin ella saberlo fracasaba pues el dolor persistía y la agonía triunfaba. La palabra dolor siempre esta ligada al sufrimiento, puede ser ocasional o crónico, lo importante es saber que la batalla contra el dolor es posible, y ganarle también, para ello se debe ser valiente y no dar un solo paso atras, seguir combatiendo es la consigna, y el triúnfo solo llega cuando el dolor se va, y uno continúa vivo.





Un cariño grande !!!


CarlosHugoBecerra

19 comentarios:

ma dijo...

He leido tu post, el dolor si no se convierte en verdugo es un gran maestro, por experiencia sabes de lo que hablas, lo has sufrido en tus carnes y lo sufres en mayor o menor grado, y sabes el grado de dolor que has resistido. Yo por experiencias pasadas en una racha de mala salud lo conocí y puedo decir que a mí me fortaleció la experiencia de sentir dolor, y me ha hecho más fuerte de mente cuerpo y alma. De nuevo saludos cariñosos desde Granada para ti e Isabel.

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Isabel es una mujer de admirar,por que muchas pueden no saber que hacer en esos momentos y sin embargo ahí está, tu compañera de batallas ganadas!
Yo se del dolor y la desesperación de la espera, del alivio, de la mejoría y todo iba para atrás.Tuve un embarazo muy bueno, pero al nacer Emmanuel, se fueron complicando las cosas y los médicos no sabían que era fueron pasando los días y me recomendaron darle la extremaunción, yo no quería vivir sin mi hijo, no te puedo contar mas porque es el día de hoy que no lo supero, solo te digo que hoy está muy bien!.

Les dejo un abraso y un beso enorme y toda mi admiración por Isabel, por su fuerza.

Logan y Lory dijo...

Los que hemos pasado por etapas muy dolorosas (hablo de los dos dolores, el de mente y cuerpo) entendemos lo que dices en tu artículo.
El dolor es terrible, atenaza y aniquila, a veces, otras sin embargo nos obliga a sacar luz de donde no la hay, por nosotros mismos o con la ayuda de los que están ahí para ayudarnos, cuidarnos y querernos.

El dolor, como alguien dijo mas arriba, también enseña. Es una lección muy dura pero efectiva.

Un abrazo.

PD.- En nuestro blog tienes un premio para ti.

Menda dijo...

A Isabel habría que hacerle un monumento, propongo.
Qué gran placer me supone haberte conocido, Carlos!!! ( independientemente de los lazos familares cibernéticos que nos unen).


He dicho.

Carmen dijo...

CArlos he llegado aquí a través de Logan y Lory; soy una de las premiadas de sus juegos. He leído tu reflexión sobre el dolor y quiero decirte que me has conmocionado de tal forma que aunque no te lo creas conseguiste hacerme llorar ante mi pantalla. Es como si estuviera viendo muy de cerca tu lucha. Enhorabuena por haber resistido y poder contarlo de esa manera. En momentos intensos somos capaces de las mayores "fortalezas". Me alegro haberte ciberconocido. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Muy inteligente tu actitud hacia el dolor; tu vitalidad, optimismo, fuerza de voluntad y ganas de VIVIR es lo que te salvará mi querido Carlos Hugo. Sigue así. Vas por buen camino. Muchos besotes, M.

amor y libertad dijo...

a veces la victoria está en dejarse vencer, luego todo cesa

Gwynette dijo...

Caramba, me has emocionado!
..siempre digo como le temo al dolor físico, el psiquico puedo soportarlo.. las he pasado de distintos colores, pero el dolor lacerante me aterra, creo que es el único miedo que tengo, porque no me reconozco miedosa para nada más.
Eres un valiente! :))

Un abrazo

Stanley Kowalski dijo...

Gracias Carlos, siempre tan encantador. Me fascinó el champagne que elegiste, es uno de los que mas me gustan (lástima que hace tiempo que no lo puedo comprar por razones obvias)

Te quiero mucho.

BESOS

LittleBell dijo...

El dolor es algo que sólo la persona sabe cómo y de que forma le duele, hay sujetos quienes aguantan mucho el dolory otros, como yo, lo aguantamos menos...

El preguntar cuánto te duele algo lo clasifico como no relevante, porque todo está en a quién le preguntes.

Por lo escrito, séque has sido un gran gran luchador y que te queda mucho camino por recorrer.

Un fuerte abrazo y cuídate mucho.

tertulias para perogrullos dijo...

Buff, pues Carlos, amigo, yo la verdad no encuentro nada positivo en el dolor, es algo que no soporto, la verdad, se podría decir que odio sentir dolor. Aunque no he sentido aún por suerte dolores físicos tan intensos como el que tu describes, creo que es aún peor el mental, y ya en ese, lamentablemente, si tengo más experiencia.
En fin, que me alegro de que mejores. Un abrazo

Bubi dijo...

Hola, Carlos, ¿qué tal?

Cuando puedas pásate por mi blog.

La Rata Infecta.

BIRA dijo...

Carlos, querido, el dolor es una de las cosas que más miedo me da en el mundo. A la muerte (propia, entiéndase) le tengo respeto, pero no miedo. Pero el dolor me produce pánico.

De todos modos, hay algo que sí quiero matizar: cuando dices que Isabel fracasaba en sus intentos, te diré que no estoy del todo de acuerdo. Y es que estoy más que segura que una de las razones principales por las que tú querías ganarle la batalla al dolor era Isabel y esos momentos maravillosos que habías compartido con ella.

A veces el dolor, o situaciones muy críticas de la vida no nos dejan ver más allá de nosotros mismos, pero si no tuviésemos a alguien haciéndonos saber que siempre estará ahí, tiraríamos la toalla inmediatamente.

La frase, haya sido pronunciada o soñada, es fantástica. Si fue real tuviste mucha suerte de toparte con alguien así. Si fue soñada no me sorprende nada, porque tú siempre tienes las palabras adecuadas para cada situación.

Ojalá todo te vaya tan bonito como yo te deseo, Carlos.

Un cariño muy grande para vosotros!!

Moisés Márquez dijo...

Yo creo que es aún peor cuando tienes algún dolor que sabes que te va a acompañar de por vida. Leve o intenso pero será tu compañero siempre fiel. Siempre presente. Siempre esperando la más mínima oportunidad para gritarte a la cara que sigue contigo.

Un abrazo y me alegro muchísimo que pasase. Y espero que no vuelva!!!

Thiago dijo...

Oh Carlos, la verdad es que tu post aunque lleno de esperanza asusta un poco. Siempre hemos oído que mucha gente no le importaría morirse pero no pasar por esos momentos tan dolorosos.

Extraer unas conclusiones tan esperanzadas como las tuyas de une experiencia tan terrible, solo está al alance de alguien como tu, con unas ideas tan claras, tantos ideales en la vida y tanto amor..

Bezos.

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Le pido disculpas públicas por el comentario hecho en su post anterior que para nada fué con mala intención, se que thiago se molestó un poco y me lo manifestó, pero para nada y mas lejos de mi ofender o maltratar, quise hacer su ironí como dice Thiago y siempre le pongo en los comentarios, que es el numero uno, el mejor... es un juego, pero veo que no lo tomó como siempre por lo de "impenetrable" y es un dulce de leche, pero bueno pido disculpas porque pude haberlo molestarlo a usted también y no fué mi intención. katy

conxa dijo...

He leido con atencion tu post,y te agradezco que lo hayas escrito, los que no hemos sufrido "dolor" pero del de verdad, del que tu hablas, solemos quejarnos sin ser conscientes de lo que es.

Un beso.

Pd. Gracias por tu felicitación en todos los idomas!!!!
eres un genio.

noelia dijo...

hay muchos tipos de dolor!!!! un besitooooooo y feliz lunes

Fran dijo...

El dolor es tan traicionero que se apodera de uno sin avisar, sólo los valientes como tu son capaces de vencerlo, es bueno que lo pregones al viento y que todos se enteren, que el dolor no es el más fuerte, y que se le puede vencer, el dolor es un gran cobarde que se aprovecha de uno cuando está más indefenso, me alegro que le dieras una lesión a ese monstruo y lo vencieras, ojalá sea para siempre, Abrazos Fran

 
ir arriba